MaltratoInfantil

Hoy es el día internacional de los niños víctimas inocentes de maltrato infantil. Es uno de los maltratos más tremendos pues se trata de niños, de los más débiles. Revisando bibliografía me encuentro que la franja de edad en la que existe más maltrato documentado es hasta los tres/cuatro años, y también existe más frecuencia en niños con discapacidad. Estos datos son manifiestamente graves.

Perfil maltratador

Es de sobra conocido que el perfil del maltratador o maltratadora se caracteriza por ejercer su poder con personas que percibe más débiles, vulnerables, y no suelen elegir a los fuertes, poderosos, personas donde las fuerzas están más equilibradas.

Maltrato infantil

El concepto de maltrato infantil se refiere a maltrato físico y emocional, el abuso sexual, la desatención y el tratamiento negligente de los niños, así como su explotación con fines comerciales o de otro tipo.

Está vinculado a otras formas de violencia (de pareja, familiar, juvenil, suicidio), tanto en términos causales como por la existencia de factores de riesgo comunes. Por ello, es útil insertar el maltrato infantil en una clasificación más general de las formas de violencia.

Complejidad y gravedad

El maltrato infantil es un problema altamente complejo, por la variedad de maltrato, por la variedad de sintomatología, por la opacidad, por las características de la víctima y otras razones. Tanto su dinámica como los factores que lo fomentan, así como las estrategias eficaces para su prevención, difieren notablemente en función de la edad de la víctima, del entorno en que se produce el maltrato y de la relación entre la víctima y el perpetrador. La violencia infligida a los niños por adultos de su propia familia es una de las formas menos visible de maltrato infantil, ya que en muchos casos se desarrolla en el ámbito privado del hogar, pese a ser un fenómeno prevalente en todas las sociedades. El maltrato de un niño por sus padres o cuidadores hace particularmente difícil planificar estrategias de prevención y servicios a las víctimas, ya que los perpetradores son, al mismo tiempo, quienes ejercen la mayor influencia en el niño.

Considero imprescindible la adopción de una metodología de intervención que asuma que este problema es multifactorial y que surge en un contexto particular, por lo que el estudio de la génesis y su intervención, ha de incluir elementos sistémicos, es decir, si ocurre en el seno de la familia, será básico trabajar con toda la familia.

Problema de salud pública

Por supuesto, es un grave problema de salud pública, donde las instituciones han de asumir la responsabilidad de legislar al respecto, y de fortalecer y optimizar programas que atiendan desde el plano de la prevención, sensibilización, educación, intervención y consecuencias jurídicas. Cabe destacar que existe la categoría de maltrato institucional, donde por omisión y negligencia, la administración debería tener responsabilidades en la permisión o no intervención sobre el maltrato infantil.

Desde el plano educativo se impone la reflexión y la revisión de los modelos de crianza y el fomento de uno que priorice el potencial y los talentos del niño, el reforzamiento positivo y constructivo en detrimento de dinámicas de castigo, culpabilización, humillación y desvalorización de los niños.

Mi forma de entender la psicología:

Estas categorías para organizar la información son de carácter meramente descriptivo y ayudan a la comunicación, pero pueden actuar como etiquetas. No tengo ninguna duda respecto a que las personas actuamos y desarrollamos sintomatología porque tenemos una razón para ello, por lo tanto, mi forma de trabajo considerará siempre las particularidades de la historia de vida de cada individuo, familia o pareja, con el objetivo de comprender qué sentido tienen, y sólo desde ahí poder resolver.

Psicólogo Collado Villalba – Psicólogo Madrid Avenida de América