Este síndrome no habla de ningún trastorno psiquiátrico ni cuadro psicopatológico, se emplea para agrupar una serie de conductas, sentimientos, pensamientos, que hemos encontrado como patrón de comportamiento en mujeres a la hora de relacionarse con hombres casados o comprometidos. Es una descripción de un fenómeno social y psicológico. No es un intento de poner etiquetas sino de comprender, identificar y delimitar una forma específica de dependencia emocional.

 

Origen del nombre del Síndrome de Fortunata

El nombre del síndrome se inspiró en la novela de Benito Pérez Galdós, Fortunata y Jacinta (1887), que ahonda con mucha perspicacia la psicología de las dos protagonistas, mujeres, y el tipo de vínculo emocional que desarrollan hacia hombres casados, que hoy en día se actualiza.

Las características de este síndrome son:

  • Amor intenso, repetido y persistente hacia un hombre comprometido oficialmente con otra mujer.
  • Actitud desapegada para con cualquier otro vínculo que no sea el de este hombre comprometido.
  • Capacidad para dejar atrás cualquier otra situación vital, abandonarlo todo, o poner en riesgo todo ante la petición de este hombre.Dependencia Emocional
  • Sin este hombre la vida no tiene sentido.
  • Ella tiene más derecho a estar con este hombre que la mujer oficial.
  • Ambivalencia de sentimientos hacia la mujer oficial, a veces rencor y desprecio otras empatía y proximidad.
  • Creencia de que el amor es responsable de la situación y por eso ha de perpetuarse.
  • Fantasías optimistas respecto al futuro con este hombre.

 

Factores que pueden predisponer a desarrollarlo:

Valoración del autosacrificio, lástima por la otra persona y sentimientos de culpa, patrones educativos de dependencia, sobrevaloración del amor y mitos sobre su importancia, sesgos y distorsiones sobre las relaciones de convivencia, pobre autoestima.

Existen muchas explicaciones a esta forma de vincularse, según los autores y el marco conceptual que utilicen. A mí me resulta interesante poner sobre la mesa una interpretación más constructiva y social de la situación, donde las mujeres, si bien parece que se someten a un amor irracional que les deja en un puesto de “segundonas”, también están preservando su libertad. Pueden ejercer un mayor control sobre su sexualidad y su afectividad, pueden exhibir menor represión sexual, más libertad para abtenerse cuando lo deseen, etc. Con un compañero dispuesto al compromiso, a ellas se les supondría mayor sometimiento sexual y afectivo. También podemos hablar de mujeres que quieren verse libres de un esquema tradicional de familia, de mayor dependencia al hombre o al contexto familiar.

 

Tratamiento del Síndrome de Fortunata

En todo caso, el análisis de este síndrome y el tratamiento psicológico de la persona que establece este tipo de vinculación, si fuera el caso de que presenta sufrimiento asociado y quisiera modificarlo, no puede hacerse al margen de la historia de vida de cada persona. Aparece también en estas mujeres cierto perfil que les lleva a relaciones caracterizadas por mucha angustia y ansiedad, pero compensada con los oasis pasionales que les ofrecen los encuentros esporádicos con el hombre deseado. Es imprescindible un estudio en profundidad de la estructura de personalidad del paciente y sus dinámicas relacionales para entender el por qué deciden comprometerse con personas ya comprometidas con otras.

Me gustaría también añadir, que aunque la escasa literatura existente habla de mujeres con este tipo de dependencia emocional, yo he encontrado también  hombres que establecen este tipo de vínculos con mujeres comprometidas; tendremos que buscar un nuevo nombre al síndrome.

Mi forma de entender la Psicología

Estas categorías para organizar la información son de carácter meramente descriptivo y ayudan a la comunicación, pero pueden actuar como etiquetas. No tengo ninguna duda respecto a que las personas actuamos y desarrollamos sintomatología porque tenemos una razón para ello, por lo tanto, mi forma de trabajo considerará siempre las particularidades de la historia de vida de cada individuo, familia o pareja, con el objetivo de comprender qué sentido tienen, y sólo desde ahí poder resolver.

Psicólogo Collado Villalba –  Psicólogo Madrid Avenida de América

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?