“Somos lo que repetidamente hacemos.
De esta forma, la excelencia no es un hecho aislado, sino un hábito”.
Aristóteles

William James

Ya en 1887, William James, el padre de la psicología científica, publicó un artículo denominado “El hábito”.

En él hablaba de los tipos de hábitos y las consecuencias a nivel neuronal.

Es uno de los primeros en acuñar el concepto de plasticidad neuronal, entendido como el efecto que tiene el aprendizaje de nuevos hábitos, que puede cambiar la estructura física del encéfalo creando nuevas conexiones y nuevos circuitos neuronales.

Los hábitos que obedecen a una tendencia innata se consideran instintos.

Aquellos debidos a la educación son actos de razón o intelectuales y no podemos eliminar ninguno de los dos, lo que podemos hacer es instaurar un hábito nuevo.

Los hábitos o costumbres se crean en aras de nuestra supervivencia, simplifican los movimientos, la energía, el esfuerzo, se hacen más exactos, reducen la atención consciente, hacen el acto más fluido.

En resumen permiten que se creen automatismos.

Cito literalmente a William James:

“Así pues, plasticidad, en la acepción amplia de la palabra, significa poseer una estructura lo suficientemente débil para ceder ante una influencia, pero también lo bastante fuerte para no ceder de golpe. En esta estructura, cada fase de equilibrio relativamente estable se caracteriza por lo que podríamos llamar un nuevo conjunto de hábitos”.

(“Principios de Psicología” James, 1890, pp. 86-87).

Psicología, psicólogo, psicóloga, Bárbara Bravo psicólogos, psicólogo Madrid, psicólogo Guadarrama, psicólogo Alpedrete, psicólogo Moralzarzal, psicólogo Collado Villalba, psicólogos Collado Villalba, terapia Collado Villalba, psicóloga Collado Villlaba psicólogo El Escorial, psicólogos El Escorial, psicólogo Los Molinos, psicólogo Galapagar, psicólogo Collado Mediano, psicólogo Moratalaz, psicólogo Retiro, psicólogo Madrid, psicóloga Madrid, psicólogo barrio Salamanca, terapia barrio salamanca, terapia psicológica barrio salamanca, psicólogo Ventas, psicólogo prosperidad, psicólogo parque de la avenidas, psicólogo avda. de América, psicólogo avenida de América, psicólogo Madrid Avenida de América, psicólogo Torrelodones, terapia Avenida de América Ego, apego, perdón y transgresión, abuso psicológico, dependencia emocional, amor, desamor, esquizofrenia, narcisismo, trastorno narcisista de la personalidad, perdidas, muerte, tratamiento depresión , acoso laboral, mobbing, terapia , terapia adolescentes, terapia de grupo, estimulación memoria, sexóloga , agorafobia, tratamiento ansiedad, estrés, ansiedad, depresión, trastorno límite de personalidad, hiperactividad, psicopatía, antisocial, impulsividad, rehabilitación cognitiva, psicólogo infantil, fobias, fobia social, acoso laboral, acoso moral, maltrato psicológico, terapia individual, bullyng, abuso psicológico en grupos, personas con alta sensibilidad, obesidad, sobrepeso, sobrepeso y terapia, terapia para adelgazar, rupturas sentimentales, duelos, trastorno ansiedad por separación, trastorno de ansiedad generalizada, crisis de ansiedad, ataques de pánico, tocofobia, miedo al embarazo, miedo al parto psicóloga, terapia de pareja, psicólogos online, fobias, terapia familiar, psicólogo online, terapia niños, terapia sistémica, terapia Gestalt, terapia psicológica, psicóloga sistémica, psicología sistémica constructivista, psicología cognitivo conductual Psicólogo depresión, psicólogo ansiedad, psicólogo terapia de pareja, psicólogo fobias

21 días

Pues bien, el tiempo que requiere el cerebro para crear estas estructuras, sin ceder de golpe, es exactamente 21 días.

Otros autores lo han corroborado, por ejemplo en la adaptación a la amputación de miembros en el “síndrome del miembro fantasma”, en la adaptación a la nueva imagen tras operaciones estéticas, que ocurren, curiosamente, alrededor del día 21.

NeoCortex

Las estructuras cerebrales que están en funcionamiento cuando iniciamos una actividad nueva son las más evolucionadas, el neocortex, pero a medida que las reiteramos y sistematizamos, las estructuras que entran en juego son los ganglios basales, que garantizan que las realicemos en “piloto automático”.

En conclusión, el cerebro es moldeable, las conexiones neuronales y las propias neuronas, regenerables, y por lo tanto nuestro funcionamiento en general.

Parece que las nuevas neuronas se originan en células madre indiferenciadas que se sitúan en los ventrículos del cerebro y estas, emigran hacia otras estructuras cerebrales en los procesos de aprendizaje de nuevas rutinas, en un proceso detransformación que transcurre en 21 días.

Así que si te mantienes haciendo una nueva rutina, durante 21 días, garantizarás que creaste una nueva estructura neuronal que te dirigirá inconscientemente.

Como no existe ningún procedimiento para eliminar un hábito, únicamente podemos construir uno nuevo.

¡Encuentra el que sea incompatible con el hábito que quieras suprimir y a por ello!

 

Psicólogo Collado Villalba – Psicólogo Madrid Avenida de América