La depresión sigue siendo un tabú, no sólo en el ámbito del trabajo, también puede extenderse al interpersonal. No todo el mundo reconoce abiertamente que se siente deprimido, no todo el mundo puede entender y respetar la magnitud de esta situación, y aún gran parte de la población estigmatiza los trastornos mentales.

Sin embargo, la depresión es algo tan común, tan humano, que cuesta creerse estos datos. La Asociación Europea de Depresión, hizo un estudio para saber si la depresión estaba normalizada en el contexto laboral. Incluyó a siete países europeos: Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Turquía, Dinamarca y España, de los que entrevistó a 7.000 directivos y trabajadores de edades comprendidas entre los 16 y los 64 años.

El 20% de la totalidad de la muestra, tuvo depresión en algún momento de su vida, y tan sólo la mitad de este 20% tuvo algún día de baja laboral por este problema. El porcentaje más bajo es el de Turquía, y España está por debajo del resto de países europeos, con 30,6 días de baja de media.

DepresiónTabú

Entre los españoles entrevistados que dicen no haber sufrido nunca depresión, sólo el 35% se lo comunicaría a sus jefes, sin embargo en Dinamarca el 65% se lo diría abiertamente a sus superiores. Esto nos lleva a concluir que en la mayoría de los países, el trastorno mental sigue siendo un tabú, tanto para personas que lo padecen como para las que no. Las razones que esgrimen para ocultarlo son: es algo privado sobre lo que no quieren hablar (49%), miedo a perder el empleo, y suposición (30%) de que no van a ser entendidos (30%).

Encontraron también entre los entrevistados, un desconocimiento de las características de la depresión y de su sintomatología, lo que puede explicar también la incompresión y la privacidad con que se maneja.

Las empresas que tienen programas de apoyo a trabajadores que sufran depresión, son solamente el 45% con grandes diferencias respecto a países. Dinamarca es significativamente donde la depresión se trata de un modo más abierto y confiado en el ámbito laboral.

Como conclusión, la depresión sigue siendo un trastorno tabú en el trabajo, que se afronta con miedo a represalias, del que aún existe mucho desconocimiento y para el que las empresas no están preparadas ni dedican muchos recursos a su afrontamiento.

Psicólogo Collado Villalba – Psicólogo Avenida de América

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar tu experiencia en nuestra web. Mientras no aceptes, todas las cookies serán bloqueadas : Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar