Síndrome de Capgras

El Síndrome de Capgras o delirio de Sosias fue descrito por primera vez en 1923 por el psiquiatra Jean Marie Joseph Capgras bajo el nombre de “ilusión de dobles” o “l’illusion des sosies”.

Este síndrome puede incluirse dentro de una categoría más amplía, los síndromes de falsa identificación delirantes, que hasta la fecha siguen constituyendo un reto para la comunidad científica, donde existen controversias respecto a su génesis; no existen datos concluyentes sobre que sea un trastorno neurológico o que sea un síntoma añadido a un cuadro del eje de las psicosis. En los síndromes de falsa identificación, la percepción se registra adecuadamente (en caso contrario hablaríamos de ilusión), pero a partir de esta percepción se establece un juicio erróneo. No es exactamente lo que ocurre en la prosopagnosia ya que los pacientes con Síndrome de Capgras reconocen los rasgos faciales que permiten identificar a las personas, sin embargo, interpretan la presencia de ciertas personas de manera delirante, creyendo que son impostores con un disfraz perfecto.

capgras

Existen autores que lo relacionan con una desconexión cerebral existente entre  la corteza temporal, donde se produce el reconocimiento facial,
y el sistema límbico, asociado a las emociones. El resultado es que hay un error en la vinculación de rostros familiares con las consecuentes emociones familiares.

El síntoma principal del trastorno es una idea delirante de falsa identificación y la estructura básica del síndrome es en muchos aspectos similar a la del trastorno delirante. De hecho si un Síndrome de falsa identificación delirante se produce en el contexto de otra enfermedad psicótica como la esquizofrenia, no se le considera independientemente sino como una característica de dicha enfermedad.

Existen cuatro variantes de síndrome de falsa identificación delirante, siendo el de Capgras el más común:

  1. Síndrome de Capgras, en el cual el paciente percibe falsamente que alguien de su entorno, habitualmente un pariente cercano o un amigo, ha sido sustituido por un doble, pero este no es del todo exacto.
  2. El síndrome de Frégoli, en el cual el paciente cree que uno o más individuos han alterado su apariencia para asemejarse a personas familiares, habitualmente para perseguirlo o defraudarlo.
  3. La intermetamorfosis, en la cual el paciente cree que las personas de su entorno han intercambiado sus identidades por lo que A pasa a ser B, B pasa a ser C y así sucesivamente.
  4. El síndrome de dobles subjetivo en el cual el paciente está convencido de que existen dobles exactos a él, un tipo de fenómeno Doppelgänger

En los casos de síndrome de Capgras e ideas delirantes, lo óptimo es un acompañamiento psiquiátrico y psicoterapéutico de la mano de profesionales que puedan contextualizar la sintomatología en la biografía psicoemocional del paciente, así como descartar y tratar los desequilibrios que se puedan encontrar a nivel neurológico y bioquímico.

Psicólogos Madrid Barrio Salamanca – Psicólogo Collado Villalba

**Ilustración de Shawn Coss, de su Guía Ilustrada de trastornos mentales.