Cognitivo conductual

Psicología, psicólogos Guadarrama, psicólogos Alpedrete, psicólogos Moralzarzal, psicólogos Collado Villalba, esquizofrenia, narcisismo, trastorno narcisista de la personalidad, depresión, psicólogos El Escorial, psicólogo Los Molinos, psicóloga, terapia de pareja, psicólogos online, terapia familiar, psicólogo online, terapia niños, terapia adolescentes, terapia de grupo, estimulación memoria, sexóloga, terapia sistémica, terapia Gestalt, ansiedad, estrés, trastorno límite de personalidad, rehabilitación cognitiva, psicólogo Moratalaz, psicólogo Retiro, psicólogo barrio Salamanca, psicólogo avda de América, psicólogo infantil, psicóloga sistémica, psicología sistémica constructivista, psicología cognitivo conductual

El cognitivismo estudia cómo las personas entienden el mundo en el que viven y abordan las cuestiones de cómo los seres humanos toman la información sensorial entrante y la transforman, sintetizan, elaboran, almacenan, recuperan y finalmente hacen uso de ella, el procesamiento de la información es activo y es la cognición la que lleva a la acción y no otras razones.

Se contraponen con otras terapias, por ejemplo las psicodinámicas, en que su foco de atención recae sobre la modificación de comportamiento y pensamientos y no priorizan la simple descarga de emociones. Las psicodinámicas en contra, se focalizan en el trabajo con el inconsciente, la comprensión y la resolución del trauma. En la terapia cognitivo-conductual se sitúan en algún lugar entre el presente y el futuro, y sobre todo en el cambio y el funcionamiento actual evitando grandes exploraciones del pasado, aunque parte de una historia clínica.

La terapia cognitiva conductual se focaliza en el qué tengo que hacer para cambiar, en objetivos prefijados, más que en el por qué. Se utiliza en terapias a corto-medio plazo y le parece importante la cuantificación, tratando de medir los progresos obtenidos; para este fin suele apoyarse en administrar cuestionarios y baterías en los que se evalúan los síntomas específicos, en su frecuencia, duración, intensidad y características, la evaluación es continua.

Es un enfoque didáctico y dirigido por parte del terapeuta aunque constituyan un equipo y exista un compromiso de alcanzar un objetivo diseñado por ambos. La meta siempre será la reducción o aumento de conductas específicas, donde se incluyen sentimientos, pensamientos e interacciones sociales. Se trata de eliminar o al menos reducir los síntomas. El cambio y la resolución de problemas será siempre lo que dirija la terapia. Es una escuela que desafía la posición del paciente, sus conductas y sus creencias, instándole a probar con nuevas conductas y pensamientos, y llevándose tareas fuera de la sesión. Las sesiones llevan siempre un hilo de continuidad temática.

Las tesis cognitivo-conductuales constituyen la escuela más hegemónica desde el mundo académico, por el intento de relacionarlo con la ciencia que ha sido siempre perseguido por disciplinas de las ciencias sociales.

 Psicólogo Collado Villalba – Psicólogo Madrid Avenida de América