Entre un 34% y un 53% de los pacientes que acuden a consulta con problemas de salud mental tienen algún antecedente de abuso físico y sexual durante la infancia. Así mismo, se ha asociado la existencia de traumas tempranos con diferentes complicaciones en el curso de los trastornos mentales, mayor gravedad, mayor número de sintomatología o múltiples trastornos en curso, peor pronóstico y peor respuesta a la farmacología.

Por experiencias traumáticas entendemos acontecimientos que ocurren en la infancia y la adolescencia, que se caracterizan por estar fuera del control del menor y , por impedir o alterar el desarrollo normal y por acusar estrés y sufrimiento; las más frecuentes: abuso emocional, abuso físico, abuso sexual, negligencia emocional y negligencia física. Es difícil concretar una cifra exacta pues en la mayoría de los casos permanecen en el silencio pues en muchas ocasiones ocurren en el contexto familiar, pero hablamos de números muy elevados.

La presencia de abusos tiene implicaciones importantes en el desarrollo de la salud física y emocional de los menores pues la maduración biológica, psicológica y social no se ha completado y para esto se requieren condiciones de estabilidad y protección. Las experiencias traumáticas prematuras pueden ocasionar daños, en ocasiones irreversibles, en el plano emocional, cognitivo y físico.

ExperienciatraumáticaAnte un evento estresante la respuesta normal comprendería: tristeza, ansiedad, enfado, comportamiento alterado y otras dificultades menores que perturban en un breve periodo de tiempo, pero las dificultades a veces son más intensas y duraderas, dando lugar a problemas en el funcionamiento personal y en la adaptación psicosocial del menor, los efectos psicológicos pueden ser negativos y tanto a corto como a largo plazo. Afectará al desarrollo emocional y a la personalidad del menor. Diversas investigaciones demuestran que las experiencias de abuso dejan como efecto un niño inseguro, con baja autoestima y con dificultades en las relaciones sociales, presentando gran dificultad en la expresión y reconocimiento de emociones y un mayor número de emociones negativas, frecuentemente carecen de creencias positivas esenciales acerca de sí mismo  y de su mundo mostrando menos habilidades a la hora de reconocer y reaccionar ante el malestar de los demás. También se han detectado dificultades en el plano cognitivo.

La psicosis se ha asociado también a experiencias traumáticas tempranas. Diferentes estudios hablan de que las experiencias traumáticas pueden desempeñar un papel causal en el desarrollo de trastornos psicóticos, o como factor desencadenante.

Por lo tanto, la detección temprana de experiencias traumáticas es fundamental para cortar esta evolución de la patología en fases adultas. La evaluación certera de estas experiencias va a informar de cómo intervenir en la terapia psicológica, por lo tanto es de suma importancia.

Estas categorías para organizar la información son de carácter meramente descriptivo y ayudan a la comunicación, pero pueden actuar como etiquetas. No tengo ninguna duda respecto a que las personas actuamos y desarrollamos sintomatología porque tenemos una razón para ello, por lo tanto, mi forma de trabajo considerará siempre las particularidades de la historia de vida de cada individuo, familia o pareja, con el objetivo de comprender qué sentido tienen, y sólo desde ahí poder resolver.

Psicólogo Collado Villalba – Psicólogo Madrid Avenida de América, Barrio Salamanca

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar tu experiencia en nuestra web. Mientras no aceptes, todas las cookies serán bloqueadas : Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar