Cuándo acudir a un psicólogo

 

Tomar la decisión de cuándo acudir a un psicólogo es algo que siempre nos resulta difícil.

En general lo que nos lleva a terapia con un psicólogo es un conjunto de sintomatología que no entendemos y nos produce sufrimiento y limitaciones en nuestra vida diaria.

Es muy frecuente que una sensación de que la vida carece de sentido nos invada. Podemos permanecer durante un largo periodo de tiempo en la tristeza y en la falta de ilusión. De pronto el relato de nuestra vida queda detenido sin que nos genere placer aquello que antes sí nos lo producía.

Acudir a un psicólogo e iniciar un proceso de psicoterapia podría ser una salida a esta situación dolorosa.

¿Te sientes paralizado en algún ámbito de tu vida? ¿Sientes tristeza, pena, miedo, ansiedad, agobio, rabia, culpa, o una amalgama de emociones no fácilmente distinguible?.

Incluso, ¿ya no sientes nada, la apatía te invade? ¿El descontrol conductual o emocional está presente en tu vida? ¿Tienes problemas a la hora de relacionarte? ¿Te pesa la soledad y no sabes cómo salir de ella? ¿Presentas algún tipo de trastorno o síntomas de carácter psicológico? ¿te sientes cansado de tí mismo y percibes que hay cosas que se repiten en tu historia?

En ocasiones nos encontramos en situaciones dolorosas o de confusión donde algunos problemas o síntomas limitan nuestra vida, y no encontramos los recursos adecuados para afrontarlo.

Algunas situaciones dolorosas pueden repetirse en el tiempo hasta que consigamos resolverlas. La repetición de situaciones, reacciones y resultados que nos producen malestar es también una alerta para acudir a un psicólogo.

Las situaciones problemáticas aparecen en muchos ámbitos. Pueden ocurrir en las relaciones de pareja, en relaciones sociales, en el trabajo, en áreas compartidas, o pueden ser de carácter más individual.

El espacio de terapia es el lugar donde profundizar en todas estas emociones, situaciones, conductas y entender por qué han aparecido y ver opciones de resolución.

En terapia buscamos un cambio personal que aminore el sufrimiento básicamente. A veces este cambio ni siquiera lo habíamos vislumbrado.

A veces simplemente queremos profundizar en autoconocimiento y necesitamos un acompañamiento profesional. En todos estos casos es el momento de iniciar una terapia psicológica.

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar tu experiencia en nuestra web. Mientras no aceptes, todas las cookies serán bloqueadas : Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar